Continúa conflicto entre pobladores de Chenalhó y Chalchihuitán, Chiapas

El conflicto agrario entre los municipios de los Altos de Chiapas ha dejado miles de desplazados que se encuentran vulnerables

Por Vanessa Solis

Ciudad de México.- Debido a la disputa de límites entre los municipios de Chenalhó y Chalchihuitán, Chiapas el Tribunal Agrario emitirá el 15 de diciembre una resolución, así lo dio a conocer el obispo Felipe Arizmendi Esquivel.

“Ojala sea una decisión sabiamente pensada, meditada, consultada y consensuada porque si no se llega a un cierto consenso entre los dos pueblos el problema va a seguir”, agregó.

Advirtió que el fallo debe realizarse desde las comunidades y no en la Ciudad de México, porque en vez de arreglar las cosas las compliquen más.

Origen del Conflicto

El conflicto entre ambos municipios de los Altos de Chiapas, iniciado hace 45 años porque al ejecutar la correspondiente resolución presidencial la desaparecida Secretaría de la Reforma Agraria no respetó la colindancia natural e histórica marcada por el río, se agravó el pasado 18 de octubre cuando fue asesinado a balazos Samuel Luna, de Canalumtic, Chalchihuitán, por habitantes de Chenalhó.

Desde el 14 de este mes, pobladores de Chenalhó abrieron una zanja en la carretera, a la altura de la comunidad de Las Limas, y en otros accesos para impedir el paso de los habitantes de Chalchihuitán, que tienen que usar vías alternas en malas condiciones para salir del municipio.

Según los pobladores de ambos municipios, desde hace varias semanas se escuchan disparos de armas de fuego en el área, que provienen de ambos grupos, lo que ha obligado a los habitantes que colindan con las áreas en disputa, a abandonar sus casas.

Otro factor que ha agudizado el problema, son las omisiones del gobierno estatal y federal para solucionar de forma definitiva esta disputa agraria y territorial.

El director del Centro Fray Bartolomé de las Casas (Frayba), Pedro Faro, expuso que este conflicto fue propiciado por el mismo gobierno estatal y el gobierno federal a través de sus instancias agrarias, al emitir resoluciones “desde el escritorio”.

Señaló que, desde el sexenio de Pablo Salazar (2000-2006), en el de Juan Sabines (2006-2012) y el actual de Manuel Velasco (2012-2018), supuestamente se ha dado solución al conflicto, pero hasta ahora son sólo acuerdos que se han quedado en el discurso

Por lo que Pedro Faro, alertó que otra masacre como la de Acteal podría ocurrir en la región Altos de Chiapas si el gobierno federal no desarma a los grupos civiles armados o paramilitares que han dejado ya cientos de desplazados de Chenalhó y Chalchihuitán.

Desplazados

De acuerdo con organismos civiles, alrededor de siete mil indígenas están desplazados en Chalchihuitán, y cerca de mil en Chenalhó.

Más de 500 habitantes de Majompepentic, la comunidad de Chenalhó, huyeron al monte para evitar agresiones, pues sus viviendas están al lado de las de Canalumtic, del vecino municipio. Antes de que se agravara el problema, los indígenas de ambos poblados convivían sin problema.

Las comunidades en mayor riesgo son Tzacucum, Codo de Río, Balumpi, Chacotom, Chimcruz, Zacatón, Tzeleltic, Tzantechen, Pajalton, Xaltom, Ceranichimtic, Zanajo, Shcumun, Naptic, Nuctsu, Maxilo, Nichkacanam, Tzomolton, Cruz Kakalnam, Bololchojon, Tulantik, Pom, Chenmut, Kanalumtik, Canech, Cotolchij, Lobolaltik, Pacanam, Pat Canteal, Tzununil, Chiquinshulum y Joltelal. Aproximadamente siete mil personas  están siendo afectadas por la violencia.

De acuerdo con información de La Jornada, el obispo, Esquivel comentó que hace tres días el secretario de gobierno de Chiapas, Juan Carlos Gómez Aranda, le dijo que el 15 de diciembre el Tribunal Agrario dará un veredicto al respecto.

Señaló que “los gobiernos estatal y federal han empezado a realizar algunas acciones que ayuden un poco a disminuir la beligerancia que hay, pues ya parte del Ejército Mexicano está tratando de desalentar el uso de las armas, además de que ya se han hecho algunos esfuerzos con policías pero sobre todo también el gobierno, la sociedad civil, las parroquias y las iglesias estamos ayudando llevando víveres, tiendas de campaña para la gente y el gobierno empieza a mandar atención sanitaria con brigadas de salud; es decir, hay algo que se está haciendo, no lo podemos desconocerlo totalmente”.

¿Qué piden los pobladores?

Lo que estamos exigiendo es que los gobiernos federal y estatal solucionen de una vez el conflicto, porque la gente está sufriendo mucho fuera de sus casas, manifestó Samuel Luna Pérez, encargado del patronato de obras de Majompepentic.

La solución es que el gobierno reconozca su falta; que la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu), antes de la Reforma Agraria, reconozca que el gobierno falló y que ahora tiene que arreglar el problema porque el pueblo tiene sus tradiciones, sus costumbres de que se respeten los límites marcados por el río.

 

Tu opinión es importante

Minuto a Minuto

Minuto a Minuto